3/24/2007

CUENTO INDIO


Mi amigo abrió el cajón de la mesita de noche de su mujer y sacó un paquetito envuelto en un papel blanco.
Este, dijo, no es un simple paquete, es ropa interior.
Tiró el papel y observó la preciosa seda del conjunto.
"Lo compró la primera vez que fuimos a New York, hace 8 ó 9 años...Nunca lo usó".
Lo guardaba para una ocasión especial. Bien. Creo que ésta es la ocasión adecuada.
Se acercó a la cama y apoyó el conjunto al lado de la ropa que llevaría a la funeraria:
su mujer acababa de morir.
Se giró hacia mí y me dijo:
"nunca guardes nada para una ocasión especial, cada día que vives es una ocasión especial".
Todavía pienso cómo me han cambiado la vida estas palabras.
Ahora leo más y límpio menos, me siento en la terraza..........y admiro el panorama sin prestar atención a los hierbajos del jardín.
Paso más tiempo con mi familia y mis amigos y menos trabajando.
He entendido que la vida es un conjunto de experiencias para gozar, no para sobrevivir.
No guardo nada.
Uso los mejores vasos todos los días.
Me pongo el traje nuevo para ir al supermercado si me apetece.
Ya no guardo mi mejor colonia para fiestas especiales, la uso todas las veces que me apetece.
Las frases "Un día......" y "Uno de estos días....." han desaparecido de mi vocabulario.
Si merece la pena hacerlo ahora......¿por qué esperar??
No sé lo que habría hecho la mujer de mi amigo si hubiese sabido que no estaría aqui mañana. Creo que habría llamado a sus familiares y sus amigos más íntimos, a lo mejor habría llamado a viejos amigos para disculparse por viejas peleas.....
Son estas pequeñas cosas no hechas las que me molestarían si supiera que tengo horas contadas.
Molesto porque dejaría de ver a los amigos que vería "uno de estos días..."
Molesto por no escribir esas cartas que quería escribir "algún día...".
Molesto y triste porque no dije a mis hermanos, padres, hijos cuánto les quiero.....
Ahora intento no guardar nada que añadiría risa y alegria a nuestras vidas.
Cada día me digo a mí misma que éste es un día especial.
Cada día, cada hora, cada minuto es.......especial.
P.D. "NO DEJES PARA MAÑANA LO QUE PUEDAS HACER HOY"

11 comentarios:

celemin dijo...

Lo triste es que en esos 8 o 9 años no hubiera habido una ocasión especial...

Javier Haldane dijo...

Por desgracia solomos valorar y encontrar el sentido de muchas, de tantas cosas, cuando es demasiado tarde y el reloj no nos presta mas horas.

No tenemos tiempo para detenernos un instante...un solo instante, y mirar a nuestro alrededor para aprender de la serenidad que nos rodea o de esa tranquilidad con la que se viste la vida cotidiana.

Prisas, mas y mas prisas para luego darnos cuenta de los momentos que hemos perdido…atrás, donde no llegan nuestras manos.

Gracias por refrescarnos la conciencia.

Un beso.

Jorge dijo...

gracias por el recordatorio Sacri. Hay que disfrutar esta vida y a los que nos rodean que un día puede que ya no seamos.

Un beso!

Anónimo dijo...

La felicidad de un momento concreto es lo más delicado que existe, o bien la percibes o bien consientes en que sea degollada ("felizahora" digo yo)

julio-entuinterior dijo...

¿Qué quieres que te diga? Pues que no hay nada que decir, sino que estás en perfecta comunión contigo misma. Y estando uno/a bien consigo mismo, pues todo irá sobre ruedas.
Enhorabuena y un abrazo

Tanhäuser dijo...

Hoy puede ser un gran día, plantéatelo así, decía Serrat.
Qué duro llegar a esa convicción a través de una experiencia tan dolorosa, ¿verdad?

Besos

alma dijo...

Sólo tenemos el aquí y ahora

Seilgard dijo...

“Cada día, cada hora, cada minuto es.......especial.”
Esa es la magia de la vida y conseguirlo es la condición para ser feliz.

Besos de primavera para ti

SUAVE CARICIA dijo...

genial tu escrito, y certero
hace tiempo, desde que murio la mama de un compañero de mi hijo, que vivo el dia a día como si fuera el ultimo, uno no sabe, trato que mis enojos no sean eternos, les digo o demuestro a los que estan a mi alrededor que los quiero, salvo aquelloas que no le interesa saberlo , no hay que ser tonta tampoco?.
disfruto de una paz que me proporciona tranquilidad a mi ser.
y les enseñe a mis hijos que nunca le hagan a nadie lo que no quisieran que les hicieran a ellos.


dejo suaves caricias

unjubilado dijo...

La vida hay que tratar de vivirla día a día, ver el lado bueno de las cosas y conseguir con ellas disfrutar nosotros y si es posible, hacer que los demás disfruten de ellas.
Un abrazo

Miel dijo...

La felicidad no existe pero si es verdad que hay momentos que se parecen mucho, debemos intentar que esos momentos sean todos los dias y a todas horas, pero me cuesta tanto no enfadarme, me cuesta tanto decir te quiero a la gente que quiero, me cuesta tanto...